14Noviembre2018

Frase Semanal

Cuellaje vuelve a decir no a la minería

 * La concesión minera Playa Rica 1, Playa Rica 2 y Playa Rica 3, en la parroquia Cuellaje, fue entregada a la empresa Enami, para desarrollar el proyecto con la canadiense Cornerston.

* Mientras que, la concesión minera  Santa Teresa, en las parroquias Apuela y Cuellaje fue entregada a la empresa BHP  Billinton, quien ocasionó el mayor desastre ambiental en Brasil, devastando más de 650 kilómetros de ríos y comunidades, hasta llegar al mar.

 

1500 moradores de Cuellaje dieron un rotundo NO a los proyectos mineros que se pretenden ejecutar en el sector.

Desde las 11h00, del 28 de junio de 2018, habitantes de las comunidades y centro poblado de la parroquia 6 de Julio de Cuellaje, en la zona de Intag, participaron de la Asamblea convocada por la Junta Parroquial. Evento que contó con la presencia de Jomar Cevallos, alcalde de Cotacachi; Katherine Andrade, defensora del pueblo; Santiago Tito, asesor jurídico del Ministerio del Ambiente; Gustavo León, vocal de la junta parroquial de Peñaherrera; y vocales de la Junta Parroquial. Además, se informó que se habría enviado la invitación a la empresa minera para participar de este evento, sin embargo no estuvieron presentes, así como el o los representantes de la Secretaría del Agua.

José Garzón, presidente de la Junta Parroquial de Cuellaje, señaló que a partir del 10 de enero de 2018, cuando llegó un documento por parte de Enami, en la cual se solicitaba la socialización del proyecto minero Playa Rica 1, Playa Rica 2 y Playa Rica 3 a cargo de la empresa canadiense Cornestone, la Junta Parroquial indicó que se coordinaría a través de una asamblea parroquial, misma que se llevó a cabo en una anterior ocasión, a la cual no asistieron. “Si desean hablar conversar, coordinar o socializar tiene que ser en una asamblea parroquial, no de puerta en puerta, un proyecto minero debe ser socializado con sus pros y contras, sin embargo, cuando hay intereses ocultos, detrás de los intereses personales, como se maneja, no nos dan oído”.

De acuerdo con información realizada a través de estudios técnicos con el apoyo de la Universidad Técnica del Norte, la parroquia de Cuellaje cuenta con 2000 habitantes, de los cuales el 98% de familias se dedican a la agricultura y ganadería, informó Xavier Ayala, vocal de la Junta Parroquial. Además, detalló que los principales productos agrícolas que se cultivan en la parroquia son tomate de árbol, granadilla y naranjilla. En la parroquia existen 250.28 hectáreas de cultivo de Tomate de árbol; los campesinos invierten $908.766 durante el ciclo de vida de la planta, que es de 3 años, inversión que incluye mano de obra, maquinaria, fertilizantes, plantas, entre otros insumos; la utilidad neta que se genera durante este tiempo, por hectárea es de $13.132, generando un total de ingresos por más de 3 millones de dólares. En el caso de la granadilla, el cultivo de la planta dura alrededor de 6 años, en la parroquia hay al momento, 551 hectáreas, y cada día va en aumento; el costo de inversión por el tiempo de cultivo es de 9.215 dólares por hectárea, dando una inversión total de $5´077.861, con una utilidad neta de $9´325.801. En este mismo sector, se cultivan 57 hectáreas naranjilla, el costo por hectárea es de 4.400 dólares, la inversión total de $254.859 dólares, generando una utilidad neta $366.700, durante tres años del ciclo de vida de esta planta.

De la misma forma, indicó que se realizó un levantamiento de información del recurso hídrico que tiene la parroquia. “Existen 576 nacimientos de agua, 238 quebradas y 9 ríos. 75 mil árboles de aliso, que representan alrededor de 600 hectáreas protegen el ambiente”.

Por su parte, Jomar Cevallos, alcalde de Cotacachi, manifestó que el 70% del territorio de Intag está concesionado, lo que representa cerca del 40% de todo el territorio de Cotacachi, concesiones que se han realizado a espaldas de los alcaldes, de las juntas parroquiales y de las comunidades, porque nunca han realizado una consulta previa. Además, enfatizó que esta es una problemática de Imbabura, del Ecuador y del Mundo. La máxima autoridad del cantón indicó que en su recorrido por Chile, en el 2015, constató los riesgos para la salud de los mineros, la devastación producida por la minería en lugares que antes fueron extensiones de tierra productiva, colocando como ejemplo de lo que podría suceder en la zona de Intag, para lo cual invitó a la gente a conocer estas problemáticas a través del internet, como el caso de la mina Los Andes, en territorio chileno, donde los habitantes deben comprar el agua a la empresa minera Codelco, para su abastecimiento.

Por otra parte, Jomar Cevallos añadió que durante el 2017, en Nangulví se recibieron 50 mil turistas y que desde la zona de Intag se vendieron 7 mil toneladas de alimentos, para los mercados de Cotacachi, Ibarra, Otavalo, Quito y Ambato. “40.000 hectáreas de Intag se han convertido en áreas o bosques protegidos, para cuidar el agua. El turismo cada vez genera más empleo cuidando el agua y la naturaleza. El turismo respeta a las mujeres que trabajan en los restaurantes o como guías turísticas”, acotó Cevallos.

Ángel Flores, representante de la comunidad La Loma, precisó “Nosotros no queremos por ningún motivo la minería, nosotros sabemos trabajar, nos sabemos defender, tenemos suficiente para vivir, no queremos minería que venga a dividir a las familias y las comunidades, lucharemos hasta las últimas consecuencias”.

De la misma forma, vocales de juntas parroquiales de la zona de Intag, demostraron su apoyo y solidaridad con los moradores de Cuellaje.

Luego de dar la palabra a los presidentes y delegados de las 8 comunidades que conforman la parroquia, así como invitados que participaron en la asamblea se establecieron las siguientes resoluciones, aprobadas por todos los asistentes:

1.       Mantener la unidad de todo el pueblo y que todas las resoluciones que se resolvió en la Asamblea efectuada el día 28 de junio de 2018 en la parroquia Cuellaje.

2.       Demandar al estado y al gobierno central atención al campo a través de inversión económica y capacitación para potenciar la agricultura, la ganadería y el turismo como únicas fuentes generadoras de riqueza y trabajo en beneficio de nuestra parroquia y el país.

3.       El pueblo de Cuellaje digna y soberana defensor de la vida y la naturaleza le dice un NO rotundo a todo proyecto de intervención minera, y por lo tanto advertimos que si el estado a través de sus instituciones atropellando nuestra decisión impone algún proyecto minero será el responsable de todas las consecuencias que deriven de estas decisiones.

4.       Prohibir la entrada de las empresas mineras y desarrollar cualquier actividad minera, menos, aún, socializar de manera individual o casa por casa cualquier propuesta minera.

5.       Que se revierta la concesión minera en el sector de Playa Rica 1, Playa Rica 2 y Playa Rica 3, cualquier área de intervención en la parroquia 6 de Julio de Cuellaje y también en el resto de la zona de Intag.

6.       Hacer un llamado de atención a las autoridades locales por la no presencia, y hacer caso omiso de llamado de las fuerzas vivas y del pueblo cuellajeño.

7.       Convocar en los próximos días una asamblea zonal en el territorio para reforzar el apoyo de parte de otras parroquias cercanas y otras comunidades.

8.       La asamblea parroquial de Cuellaje, de manera unánime decide la remoción del Sr. Martín Ruiz, teniente político, por haber demostrado incapacidad para cumplir con las responsabilidades que demanda este pueblo, y por el contrario desarrollar actividades que promueven la división de los pobladores de nuestra parroquia. El nuevo Teniente Político, hombre o mujer, sea designado por las fuerzas vivas de la parroquia de Cuellaje.

9.       Solicitar a la Defensoría del Pueblo se levante el informe correspondiente.

“Creo que el día de hoy hemos dado un paso importante en la defensa del territorio, la naturaleza y la vida, hemos asumido una responsabilidad que conlleva a desarrollar un proyecto comunitario en la zona de Intag, para revertir la presencia de las mineras y las concesiones entregadas por el estado”, finalizó José Garzón, presidente de la Junta Parroquial.