14Noviembre2018

Frase Semanal

Exploración Avanzada Contamina las aguas de Junín en la zona de Intag

·       

  Los estudios fueron realizados por el Colectivo de Monitoreo Comunitario de Aguas de Junín Chalguayacu, con la coordinación del docente e investigador de la Universidad Andina, William Sacher y Municipio de Cotacachi.

·         El monitoreo se realizó de Febrero/2015 a Julio/2018.

·         En Intag existen 21 ríos y 55 captaciones de agua para consumo humano.

Con la finalidad de dar a conocer a autoridades, organizaciones y ciudadanía del Cantón y zona norte del Ecuador, los impactos de las actividades de Exploración Avanzada de Minería Metálica, se realizó la presentación del estudio sobre el "Monitoreo de Calidad de Aguas de superficie en Junín, parroquia García Moreno, zona de Intag”.

Jomar Cevallos, alcalde de Cotacachi, manifestó la preocupación de la población cotacacheña por los impactos en la calidad de vida de los moradores de las comunidades cercanas al proyecto minero Llurimagua. “Nosotros estaremos siempre en contra de la minería porque amenaza el agua que es fundamental para la vida. Esto lo comprenden más las comunidades que la cuidan; con esta intervención extractivista sienten que sus ojos de agua se van perdiendo. Tenemos muchos otros argumentos para decir que no estamos de acuerdo con la destrucción de nuestra flora, fauna y vegetación en la zona de Intag”, expresó Cevallos.

Por su parte, William Sacher explicó los resultados del monitoreo realizado, aclaró que este es un trabajo independiente de los impactos a las aguas de la exploración minera, comentario que lo realiza para evitar tergiversaciones.  Además, recalcó “Luego de la campaña de exploración, la Enami-Codelco quiere construir y operar una mina de cobre y molibdeno, probablemente a cielo abierto, en la reserva Comunitaria de Junín. Como muchísimas otras minas a gran escala alrededor del mundo, esta mina podría provocar la contaminación generalizada del agua de la zona y desplazamiento de decenas de familias de las comunidades de Junín, Chalguayacu Alto, Chalguayacu Bajo”. El informe arroja los primeros resultados verificando contaminación en las aguas del sector, lo cual permite proyectar los daños a gran escala que implicaría el proyecto minero en esta zona sensible y de alta biodiversidad.

INFORME DEL MONITOREO

·         El monitoreo comunitario fue realizado por 70 personas: 35 comuneros de la zona y el apoyo de 35 científicos y visitantes externos.

·         Se midieron variables básicas que describen la calidad de las aguas de superficie: temperatura, pH, conductividad y nivel de sólidos disueltos en 13 puntos estratégicos de los ríos Junín y Chalguayacu.

·         Cada 15 días, en cada punto de medición, se documentaron la calidad del río con fotografías y también a partir de la observación directa para establecer la transparencia del agua, color y olor.

·         Anualmente, se enviaron muestras de agua al laboratorio LABANNCY (número de acreditación OAE LE 2C 05-2002) para medir la concentración de elementos químicos en el agua, incluyendo metales pesados.

 

RESULTADOS

Luego de tres años de mediciones, se construyó la primera línea base de la calidad de aguas de los ríos Junín y Chalguayacu, lo que permitirá evaluar los impactos que causa el megaproyecto minero “Llurimagua”, en la actualidad y a futuro.

·         Se ha encontrado en varios puntos la degradación de la calidad de las aguas del Río Junín, desde el año 2015

·         Aumento marcado de la conductividad (representa la cantidad de sólidos disueltos en el agua)

·         Baja del pH (pH mide la acidez, mientras más bajo el pH mayor acidez)

·         Preocupante aumento de concentración de metal pesado, como zing.

·         Riesgos evidentes de contaminación del medio ambiente por arsénico, elemento tóxico.

·         Destape de un antiguo pozo de la empresa minera Bishimetals, misma que genera contaminación crónica.

Además, se documentaron varios incidentes puntuales de contaminación, asociados a la actividad minera:

·         Coloración marrón de las cascadas gemelas desde los meses de julio y agosto del 2016

·         Contaminación generada por un pozo del cual salió agua caliente debido a la negligencia de las empresas mineras, quienes derramaron al medio ambiente aguas contaminadas con arsénico, manganeso y molibdeno, durante varias semanas a finales del año 2015.

·         El 15 de octubre de 2016, las aguas de toda la cuenca del Río Junín se volvieron turbias y se tiñeron de color plomo en una sola noche.

·         Derrumbes de miles de metros cúbicos de tierra debido a negligencias de la Enami-Codelco en el cuidado de la estabilidad de las vertientes. Contaminó las aguas de la microcuenca del Velo de la Novia.