22Septiembre2017

Frase Semanal

Hatun Puncha es Cultura

El Consejo de Seguridad Cantonal de Cotacachi y la UNORCAC trabaja desde el mes de marzo en prevención de incidentes dentro de la celebración del Hatun Puncha 2016, para lo cual se designó una Comisión encargada de establecer estrategias para evitar acciones violentas en el Inti Raymi.

El Comité desarrolló una campaña de sensibilización, a través de encuentros en comunidades y  la difusión de videos en los cuales se muestra el trabajo y responsabilidad que tienen los capitanes, y por otra parte, la problemática social que enfrentan las personas que ha sido heridas o han perdido algún familiar, durante la fiesta.

Israel Osnayo, secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Ciudadana o Gestión de Riesgos del Municipio de Cotacachi, manifestó que por parte de la Administración Municipal está el tema de prevención de acciones violentas durante la fiesta, para esto se trabaja directamente con la gente, “antes se invertía en traer un contingente de policías, y no hacer entender a la gente lo malo de estas acciones, el trabajo es largo y hay mucho por hacer; sin embargo, desde el Municipio hemos decido iniciar un trabajo  de prevención, las comunidades están aportando,  pero creemos que la gente es el actor principal, los danzantes son realmente los que deben solucionar esta problemática social, que afecta principalmente a sus familiares”.

La socialización de la campaña se realizó en varias comunidades, entre ellas La Calera, Cuicocha y Topo; además, en la asamblea ampliada, convocada por la  UNORCAC, el pasado domingo 12 de junio, que tuvo una duración de más de 4 horas: se planteó realizar una primera evaluación de la Fiesta el lunes 27, de esta manera efectuar los correctivos y sanciones a las comunidades que incumplan los acuerdos y trabajo social en las comunidades afectadas; una segunda evaluación será posterior al 1 de julio.

Las resoluciones tomadas por los dirigentes y capitanes de los cabildos durante la Asamblea fueron: ubicación de comidas en varios sectores, lugares de descanso para los danzantes, respeto de los horarios de toma de la plaza y acompañamiento permanente por parte de la Policía.

 

Miguel Flores, capitán de la comunidad Morochos, señaló: “agradecemos al Padre Sol y la Pachamama por dar el fruto, el maíz, la comida para nosotros y los animales de todo el año. Nosotros desde que iniciamos estas reuniones, estamos escuchando y dialogando, los jóvenes que bajan solo a bailar y no han participado de estas reuniones, pero nosotros los capitanes estamos conversando con ellos, cuando hay mingas o sesiones de los cabildos, esperamos que no pase nada, tenemos familiares en diferentes comunidades, y queremos que nos una la amistad y la hermandad, que el Hatun Puncha esté lleno de  paz, durante y después de la fiesta”.