17Noviembre2017

Frase Semanal

La reserva ecológica Junín en peligro de desaparecer

El pasado miércoles 09 de agosto, por invitación de la Defensoría del Pueblo se realizó la inspección a los trabajos de la Empresa Nacional Minera EP, en el sector de Llurimagua, perteneciente a la parroquia García Moreno, zona de Intag.

En el recorrido participaron representantes del Ministerio del Ambiente, Agencia de Regulación y Control Minero (ARCOM), Agencia de Regulación y Control del agua (ARCA), GAD

Municipal de Cotacachi y moradores de la comunidad de Junín, quienes fueron acompañados por el hidrólogo canadiense Willian Soled, técnico que realiza el monitoreo de impacto ambiental en la zona. 

En el trayecto, se verificaron los trabajos ejecutados por la empresa minera, para constatar si ésta da cumplimiento a la normativa y su impacto ambiental.  Se espera que, en el lapso de 8 días, la Defensoría del Pueblo emita el informe final de la inspección. Además, se prevé realizar, periódicamente,  inspecciones al sector por parte de la Defensoría del Pueblo, esto por solicitud de la comunidad afectada, Junín.

Paúl Gualotuña, director zonal del Municipio de Cotacachi, manifestó la preocupación de los moradores, puesto que se evidencia la contaminación del agua por productos que salen de las plataformas instaladas.  Además, agregó que existe una plataforma abandona y sectores en los que existieron deslaves a causa de la saturación de agua, debido a las perforaciones. Por otra parte, señaló que las quebradas, de este lugar, alimentan al río Junín, al Chalguayaco y al Guayllabamba, en la cual está ubicada la Hidroeléctrica Manduriaco, la cual tiene problemas de sedimentación y  con el desarrollo de la minería a cielo abierto esto se agravaría con las roturas de los diques que se construyen para el relave minero.

Los moradores de Junín solicitan a las autoridades que dentro de sus competencias actúen de acuerdo a la ley.

Datos

La comunidad de Junín, forma parte de la zona de amortiguamiento de  la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas, considerada como una franja de protección de las fuentes de agua para consumo humano de la zona de Intag y centro de investigación científica, debido a la biodiversidad que existe en el sector. La comunidad es visitada por turistas extranjeros, por sus bellos paisajes  que muestran la biodiversidad y riqueza natural.

 

En este sector existen nacimientos de ríos, flora y fauna en peligro de extinción, a consecuencia del proyecto de Explotación Minera Llurimagua, mismo que ejecuta trabajos de exploración avanzada, desde el 2014, en una extensión aproximada de 4.829 hectáreas.